La motivación y como aplicarla

En este artículo hablaremos sobre la motivación, agentes motivadores y como podemos desarrollarla en el aula y el hogar.

 

¿Qué es la motivación y como podemos encontrarla?

 

La motivación a veces podemos buscarla y otras veces ella nos encuentra. Los autores (Perret & Vinasco, 2016) indican “La motivación es la disposición a invertir recursos, que suelen ser limitados, para el logro de algo que, perceptualmente, te dará los mayores beneficios, deseados por tu consciente o por tu inconsciente.”

Sin importar la edad que tengas, estas influenciado por los sentidos más básicos (Vista, gusto, olfato, oido y tácto). Aunque existen otros no menos importante que te llevan a escalar la cima más alta, a cambiar tu forma de vestir, tus amistades, etc.

 



Algunos de éstos agentes motivadores son los siguientes:

  • Necesidad de autorealización
  • Las necesidades económicas
  • Estabilidad económica
  • El deseo de comodidad
  • El apetido sexual
  • La necesidad de convivencia social
  • La necesidad de compañía
  • El aprecio
  • El estatus social (poder)
  • El tener seguridad
  • entre otras.

 

Todos éstos llevan a la persona, a la búsqueda de la satisfacción de sus necesidades aunque en el camino pueden verse afectados, en pequeña o gran metida, por algunos factores. Y es que el sentirse motivado es parte de un proceso mental, que puede variar de una persona a otra.

 

Tipos de Motivación

Existen distintas clasificaciones sobre los tipos de motivaciónes, las más comunes son (Motivación Intrínseca y Extrínseca).

 

  • Motivación Intrínseca

Son aquellas donde el individuo no recibe ninguna recompensa, se realizan por el interés y la satisfacción propia (El deseo de conocimiento, de exploración, etc). No están directamente atadas a una necesidades fisiológica (Hambre, sed, seguridad etc). Una persona puede estar satisfecha por cualquier necesidad fisiológica y sentir el deseo de investigar y conocer porqué ocurre un fenómeno o estar ante “una situación adversa y ver el lado positivo” y animarse a búscar una solución.

 

  • Motivación Extrínseca

Es aquella donde el individuo búsca recibir una recompenza externa, ya sea positiva o negativa. Depende también de factores externos, a diferencia de la intrínseca donde depende del individuo y forma de interpretar y asimilar el entorno. Las recompenzas pueden venir de afuera “la aprobación de otras personas, estimulos externos, el entorno, etc”.

Motivación Intrínseca y Extrínseca
Motivación Intrínseca y Extrínseca

 

La motivación según la Neurociencia

 

La neurociencia nos da una aproximación mayor sobre como las personas piensan verdaderamente, las funciones y procesos que ocurren en nuestro cerebro. En el cerebro por ejemplo “sentimientos positivos y la motivación incluyen el hipotálamo, en cuanto a los sentimientos negativos y la motivación de evitación incluyen la amígdala”, (Reeve, 2010, p . 53).

Tal como indican (Andreassi, 1986; Coles, Ponchin y Porges, 1986).  “A medida que las personas se preparar para hacer diversas actividades, el cuerpo fabrica y libera sustancias químicas (neuro-transmisores, hormonas), las cuales están involucradas en los procesos motivacionales.” Cada vez que estamos frente a una situación ocurren procesos químicos dentro de nuestro cuerpo que nos llevan a realizar algunas actividades, estamos permanentemente en una constante adaptación a las situaciones que ocurren en nuestro entorno y es que los factores ambientales actuan como “activadores” en mayor o menor medida de todos éstos procesos químicos y neuronales que ocurren en nuetro cuerpo.

 

 

Teorías de la Motivación

Debido a lo complejo que es el ser humano existen muchas teorías de la motivación. Aunque ciencias como la Neuroeducación, están cada vez más cerca de dar una respuesta acertada a como funciona verdaderamente nuestro cerebro, cuales son los factores que más influyen y los procesos mentales que ocurren. Se pueden clasificar en dos tipos principales (De Contenido y de Proceso).

 

  1. Teorías de Contenido

Son aquellas cuyo estudio se basa en analizar las causas que generan la motivación en las personas, ¿Qué o cuáles son los aspectos que motivan a la persona?. Veremos alguna de las más estudiandas de forma resumida, de manera que podamos tener una idea y profundizar mucho más sobre cada una de ellas.

 

Algunas de las teorías de contenido más estudiadas son las siguientes:

 

  • Teoría de las necesidades de Maslow

La teoría de las necesidades de Maslow, es una de las más difundida a nivel mundial, debido a lo muy bien que se explica y clasifican los distintos tipos de necesidades (Fisiológicas, Seguridad, Social, Estima/ Reconocimiento, Autorealización). Aunque como todo no es ciencia exacta se aproxima en gran medida a la realidad. Incluso estructura las distintas necesidades según el nivel de importancia, mismas que influyen en mayor o menor medida a las personas.

 

 

  • Teoría Modelo Jerárquico ERG. Clayton Aderfer

Es una reformulación de la teoría clásica de las necesidades de Maslow, planteada por el psicólogo norteamericano Clayton Aderfer en la década de las 60’s, la diferencia radíca en que la pirámite agrupa las necesidades en solamente tres, haciendo referencia a necesidades de (Existencia, de Relación y de Crecimiento). También indica que cuando los individuos ven frustrada algunas de las necesidades, vuelven a imponerse las necesidades del nivel inferior.

 

  • La teoría bifactorial de Herzberg

Esta teoría es conocida también como la «Teoría de la motivación e higiene», del  psicólogo estadounidense Frederick Herzberg, como una forma de explicar el comportamiento de los colaboradores en el ambiente laboral, los cuales están basados en dos factores.

Los factores de higiene son aquellos que están relacionados con el entorno de trabajo, su presencia no motiva, sin embargo, su ausencia puede causar insatisfacción, entre los que podemos mencionar (Las políticas de la empresa, condiciones laborales, la seguridad laboral, factores sociales, la supervición, los procedimientos, entre otros). En cuanto los factores de motivación son aquellos que están relacionados a cada cargo (trabajo estimulante, autorealización, reconocimiento, responsabilidad). Algunos indican el salario como fáctor de higiene aunque el salario, es un factor que afecta directamente a la persona “No es lo mismo saber que ganas una gran cantidad de dinero al mes que cien dolares”.

 

  • Teoría de las tres necesidades de McClelland

La teoría de McClelland se basa en tres necesidades básicas (De logro, de afiliación y de poder), las necesidades de logro tienen que ver con el cumplimiento de un objetivo, la afiliación con las relaciones personales, el aspecto social y colectivo con otras personas. En cuanto a las necesidades de poder, son aquellas que tienen que ver con el sentimiento de autorealización, el sentimiento de mantener control, la autoridad.

 

  • Teoría X e Y de McGregor

Fue una teoría de las expectativas creada por el economísca Douglas McGregor, descrita en su obra en su obra El lado humano de las organizaciones años 90’s. 

 

La Teoría X:

La cual representa el estilo tradicional de llevar control sobre los colaboradores (Estricto, disciplinado, rígido). En donde los administradores o encargados consideran que los empleados se “mueven” o trabajan en función del salario.  Con ello se supone que el trabajador es de carácter pesimista, que no actúa por desición propia, estático con adversión al trabajo. Los trabajadores prefieren evitar responsabilidades, evitando así, “salirse de la zona de confort”.

 

La Teoría Y: 

En ésta teoría se obtiene una perspectiva distinta del trabajador, como personas (optimistas, deseos de trabajar y salir adelante). Se considera que el control y castigo no son los medios adecuados a utilizar por los responsables. Debido a que su uso evita que los colaboradores se desarrollen y emplen todas sus capacidades en la resolución de los trabajos que se necesitan realizar dentro de la empresa o corporación. Afirma que se debe crear una relación simbiótica o mancomunada entre el empleador y el trabajador.

 

2. Teorías de Proceso 

 

  • Teoría de la fijación de metas de Locke

La teoría de la fijación de metas creada por el psicólogo Edwin Locke, indica que la satisfacción o motivación de los trabajadores está estrechamente relacionada el alcance de objetivos. Las metas se presentan en forma de desafíos o retos que llevan a todos los colaboradores a la búsqueda de soluciones.  Como indica (Molina, 2000) haciendo referencia a Locke indica que “el compromiso con las metas regula la relación entre la dificultad de la meta y el desempeño”, cuando los sujetos están comprometidos con las metas se desenvuelven o desarrollan de una mejor manera. Similar a los ambientes laborales donde existe la camaradería entre los empleados y todos búscan resolver las problemáticas debido al beneficio que ello representa.

 

  • Teoría de valencias y expectativas de Vroom

La teoría de las expectativas/ valoración atribuida a Victor Vroom (1964), es una teoría desarrollada que busca medir el nivel de motivación de los individuos en los entornos laborales. Como bien lo indica su nombre esta basada en el hecho en que los individuos, tras realizar una acción esperan que exista una recompenza. La teoría nos habla de tres factores (Valencias, Instrumentación y Expectativas), con sus siglas en inglés VIE, por lo que se puede obtener la siguiente formula:

Motivación= Valencias * Intrumentación * Expectativas.

A continuación se detallan cada uno de los tres factores:

  • Expectativas: Lo que el trabajador percibe (sentimiento) acerca del resultado que obtendrá en su trabajo. Puede tener un valor de (0,+1).
  • Instrumentación: Mide la probabilidad de conseguir los objetivos o las metas trazadas. Puede tener un valor de (0,+1).
  • Valencia: Valor que el trabajor otorga al trabajo a realizar (Me gusta, no me gusta…). Puede tener un valor de (-1,+1).

 

  • Reforzamiento positivo de Skinner

Esta teoría toma en cuenta la relación de los estimulos externos con la modificación del compartamiento del individuo. Según Skinner los refuerzos ya sea positivos o negativos, permiten eliminar o reforzar ciertos patrones en nuestro comportamiento. El ser humano no está aislado del ambiente que lo rodea y su interacción con el medio causa un cambio constante en su comportamiento y conducta.

Referencias Bibliográficas
  • Andreassi, J. L. (1986). Psychophysiology: Human behavior and physiolo- gical response (2a. ed.). Hillsdale, NJ: Erlbaum
  • Molina, H. (2000). Establecimiento de metas, comportamiento y desempeño. Estudios Gerenciales, 23-33.
  • Perret, R., & Vinasco, Z. (2016). El Secreto de la Motivación. México.
  • Reeve, John M . (2010) . Motivación y emoción . Ciudad de México, México: McGraw-Hill

 

close
Boletines- ERubrica

Ah, hola 👋
Un placer conocerte.

Regístrate para recibir contenido genial en tu bandeja de entrada, cada mes.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *